Capítulo 004 El perro y la piedra.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA
La Libertad. Nunca me gustó llevar al animal atado aunque fuera por su seguridad, tuvimos la suerte de vivir en una zona donde el casco urbano se acabada y comenzaba al campo así que a los pocos minutos de salir a la calle el perro ya estaba gozando de plena libertad y más o menos hacíamos siempre la misma ruta salvo los fines de semana o cuando me apetecía que la ruta se convirtiera en casi 5 km por los caminos agrícolas para estar los dos un poco más en forma.
En los primeros días cuando lo sacaban los niños a veces yo les acompañaba en el paseo para observar el trato que le daban ya que todo era nuevo para nosotros; un día se nos ocurrió tirarle una piedra y observamos como el animal la capturaba como si fuese una presa, era divertidísimo sobre todo al principio, el animal estaba Sigue leyendo «Capítulo 004 El perro y la piedra.»